¿Qué es el Cáncer?

El cuerpo está formado por millones de células. Las células son como pequeños ladrillos que en su conjunto forman los tejidos y órganos, permitiendo que el cuerpo funcione. Algunas veces las células pierden el ritmo normal de crecimiento y lo hacen defectuosamente, convirtiéndose en células anormales. Estas pueden desarrollar una masa llamada tumor y estos tumores pueden ser benignos o malignos.

· Benignos: solo crecen localmente.

· Malignos: se extienden a otros tejidos.

El cáncer es un grupo de enfermedades que tienen en común la presencia de células malignas (cancerígenas) que se multiplican descontroladamente y pueden viajar a otros sitios del cuerpo (cercanos al tumor) a través de la sangre y el sistema linfático.

 

CARACTERÍSTICAS


 

Crecimiento anormal

En los tejidos normales, las tasas de crecimiento de nuevas células y la muerte de viejas se mantienen en balance. Cuando hay cáncer, este balance se altera y puede haber un crecimiento celular descontrolado o la pérdida de la habilidad de las células para autodestruirse una vez que están viejas o dañadas.

Invasión y metástasis

El cáncer es capaz de diseminarse a través de todo el cuerpo mediante invasión (migración y penetración directa de las células cancerosas en los tejidos vecinos) o metástasis (habilidad de las células cancerosas para penetrar dentro de los vasos linfáticos y sanguíneos, e invadir los tejidos normales en otras partes del cuerpo).

Por definición, el término “cáncer” se aplica solo a los tumores malignos.

Este tipo de tumor puede diseminarse a partes distantes del cuerpo. Por ejemplo, un melanoma que se origina en la piel puede pasar al torrente sanguíneo y alcanzar órganos como el hígado o cerebro. Las células cancerosas presentes en el hígado se llamarán melanoma metastásico y no cáncer del hígado. Las metástasis comparten el nombre del tumor original (“primario”).

 

CAUSAS


 

Aunque no se conocen todas las causas del cáncer, entre las detectadas están:

· Factores intrínsecos: herenciadieta y hormonas.

· Factores extrínsecos: sustancias químicas como el tabaco, radiación y virus o bacterias.

En teoría, las diferencias en cuanto a la herencia o factores de riesgo ambientales pueden ser las responsables de los diferentes índices de cáncer observados en los distintos países.

Estudios de personas que se han cambiado de un país a otro sugieren que la exposición a factores de riesgo del cáncer varía por sitio geográfico. Por ejemplo, en Japón el índice de cáncer de colon es más bajo y el de estómago más alto que en Estados Unidos. Pero esta diferencia desaparece gradualmente en las familias japonesas que se han ido a vivir a Norteamérica. Esto sugiere que el riesgo de desarrollar los dos tipos de cáncer no se determina principalmente por la herencia, puede implicar factores culturales, de conducta o ambientales prominentes en un sitio y no en el otro.